Facebook Twitter Google +1     Admin

Nuevamente una denuncia infundada daña a una trabajadora:

Copiamos la noticia tal cual fue publicada en el portal de Fm Gente:

Mucama prepara acciones por despido y difamación.

Una mucama fue echada de su trabajo en un edificio de Punta del Este luego que la propietaria de un apartamento la acusó de robarle US$ 3.500. El dinero apareció poco después pero la administración mantuvo su decisión porque “el rumor” ya había corrido. Humillada e indignada, la mujer pretende sentar precedentes: accionará contra la patronal y no descarta denunciar a quien la difamó.

Hellen llegó hace 7 años de Artigas a Maldonado y en ese tiempo compró un terreno junto a su esposo y construyó la casa en la que ambos viven con sus dos hijos. La semana pasada, a un mes de ser contratada como mucama para el edificio Roosevelt Center, la dueña de un apartamento la acusó de robo y la echaron de su trabajo.

La mujer relató en FM Gente que se sintió humillada, que fue tratada de “chorra y ladrona”, que en todo el edificio se habló de ella porque la turista la acusó de robar US$ 3.500 sin tener pruebas. 

Por recomendación de los propios policías volvió a su trabajo el mismo día en que pisó, por primera vez, una comisaría. Pero se encontró con las miradas de desconfianza de la gente y también con una llamada de la Administración del edificio, para comunicarle su despido.

Quedó sin contrato aunque poco después la dueña del apartamento dijo haber encontrado el dinero y la llamó para pedirle disculpas y ofrecerle un resarcimiento económico. Pero Hellen dice que nada pagará la humillación y la impotencia que sintió.

Dice que tiene que defender sus derechos como ser humano y como trabajadora y demostrar que no se puede avasallar a las personas por su condición social o económica. 

"No hay plata que pague el dolor y la humillación que me hicieron pasar. (...)Somos muchos los que pasamos por esto y quiero que se animen a denunciar, somos laburadores que trabajamos por nuestros hijos y la gente de plata no es más que nosotros", arengó.

Hellen está dispuesta a sentar precedentes, a dar una lección a todos los patrones que acusan a sus empleados sin fundamento.

Ya recurrió a Fuecys y buscó un abogado y está decidida a ir “contra todos” hasta que quede claro que fue difamada y expulsada injustamente de un empleo que necesitaba para alimentar a sus dos hijos.

 

Los trabajadores de edificios de Maldonado apoyarán a la compañera y su abogado Dr. Gonzalo Sánchez en todos los pasos que den.

De una buena vez tienen que entender que antes de hacer una denuncia deben pensar en las consecuencias para los trabajadores inocentes y todo su entorno familiar. 


Para escuchar el audio de la noticia: clic aquí

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris